Noticias

Animales, vecinos no humanos en Trigueros del Valle

Siguiendo el ejemplo de países como Noruega, donde los perros han sido ya reconocidos como ciudadanos o en Francia, donde son considerados como animales dotados de sensibilidad, el Consistorio de Trigueros del Valle ha reconocido a sus perros y gatos como «vecinos no humanos». La propuesta fue aprobada por unanimidad este lunes 21 de julio y su objetivo es «dignificar la vida de perros y gatos, animales que han compartido con el hombre miles y miles de años, siéndole de una gran ayuda».

Es el primer municipio del estado español que otorga la vecindad a los animales, en concreto, a perros y gatos. Naturalmente, al reconocer la vecindad en una declaración y no en una ordenanza, su validez legal es muy limitada. El Código Civil regula en sus artículos 13 a 16 la vecindad civil y no recoge el término jurídico de la vecindad no humana. Sin embargo, la declaración del municipio vallisoletano tiene una gran importancia porque sienta un precedente en el reconocimiento de derechos fundamentales de los animales. De hecho esta declaración sienta sus bases en los principios de la Declaración de los Derechos de los Animales (Londres, 1912).

¿Qué consecuencias legales o jurídicas tiene esta declaración? La idea de la propuesta es convertir al Ayuntamiento en tutor de estos animales, siendo responsable de evitar los abandonos y los maltratos. A partir de ahora el Ayuntamiento tutelará a los animales que sean maltratados o abandonados. Los vecinos de la localidad podrán avisar a la administración local del abandono, enfermedad o maltrato de un animal o participar en las tareas de esterilización de las colonias de gatos. Y el Ayuntamiento tiene el deber de cuidar a todas las mascotas que requieran protección. ¿Esto quiere decir que una ciudadano cualquiera puede denunciar al Ayuntamiento si no cumple con este deber? La respuesta es SÍ. Y si el Ayuntamiento no hace caso, ¿puede presentar un recurso contencioso administrativo para que se le sancione o se le obligue? La respuesta es que no se le puede condenar porque esa infracción no está tipificada legalmente. Hará falta esgrimir toda una serie de argumentos jurídicos para conseguirlo. 

En MAAT Abogados & Asociados estamos trabajando en la elaboración de un manifiesto para el reconocimiento de la personalidad jurídica de los animales. Este reconocimiento posibilitaría una protección mayor y mejor de los derechos fundamentales de los animales. La declaración de Trigueros del Valle no reconoce la personalidad jurídica de las mascotas del pueblo, pero toca un tema muy importante que tratamos en nuestro manifiesto: los animales tienen personalidad biológica, pueden tener personalidad jurídica, pero su capacidad de obrar, de tomar decisiones, es muy limitada, por lo que necesitan de un representante que decida por ellos, es decir, necesitan de un tutor al igual que lo necesitan las personas humanas incapacitadas. Un perro o un gato no pueden interponer una denuncia ante la policía local, pero su tutor sí. En este sentido, pedimos al Ayuntamiento de Trigueros del Valle que denuncie y sancione todos los casos de maltrato que puedan ocurrir en su demarcación. De esta manera, se convertirá en un tutor totalmente responsable de sus nuevos vecinos.