Posiciones deudores, ¿qué son?

            Otro de los temas que, actualmente, está adquiriendo relevancia, en las reclamaciones de los consumidores frente a las entidades financieras, es el tema de las posiciones deudoras.

 

            ¿Qué son las posiciones deudoras? En los contratos que tenemos con las entidades financieras, ya sea el de préstamo hipotecario, el de préstamo personal, el de tarjeta de crédito, etc., es frecuente una cláusula del siguiente estilo:

            “El Banco percibirá, por el concepto de comisión de reclamación de posiciones deudoras vencidas (cuotas vencidas e impagadas), la cantidad de 28,00 Euros a satisfacer por la parte prestataria, que se devengará, liquidará y deberá ser pagada por una sola vez, por cada cantidad vencida o reclamada”.

            Se trata de una comisión que percibe la entidad financiera, en este caso del ejemplo es la cláusula de un Banco, por el simple hecho de retrasarnos en el pago de la cuota mensual de nuestro crédito. Es un cargo automático que hace la entidad financiera sí, el día que tenemos que pagar, no hay saldo suficiente en la cuenta para cubrir el importe del cargo. Y, además de cobrarte la referida comisión, la entidad financiera percibe los intereses moratorios (bueno, puede que ahora sólo los remuneratorios, porque puede que sean nulos), pero además de la comisión, vuelve a percibir otra cantidad por el retraso que son los intereses, del tipo que sean.

            Este tema, ha sido objeto de análisis en diversas sentencias y hay una posición común a todas ellas que podemos resumir en estos Fundamento de Derecho de una Sentencia de la Audiencia Provincial de Lugo: “Tanto la Orden Ministerial 12-12-1.989 sobre tipos de interés y comisiones como la Ley 2/2.009, de 31 de marzo, que regula la contratación con los consumidores de préstamos o créditos hipotecarios, declaran, respectivamente, en su artículo 5 la liberalización sobre comisiones o gastos repercutibles, pero imponen un límite cualitativo, cual es que respondan a servicios efectivamente prestados o gastos habidos, sin que en ningún caso puedan cargarse comisiones o gastos no aceptados o solicitados en firme y de forma expresa por el consumidor …  Por su parte el Banco de España se ha pronunciado reiteradamente sobre las comisiones de posiciones deudoras y declarado que su objeto es el cobro de los costes en que pudo incurrir la entidad al efectuar las reclamaciones necesarias para la recuperación de los saldos deudores del cliente y que desde la óptica de las buenas prácticas bancarias su devengo y cargo sólo se puede justificar si se acredita que

, su devengo está vinculado a la existencia efectiva de gestiones de reclamación ante el cliente deudor;

, es única en la reclamación de un mismo saldo (no obstante, la considera compatible con la repercusión de los gastos soportados por la entidad como consecuencia de la intervención de terceros en la reclamación);

, su cuantía ha de ser única y no porcentual;

, su aplicación automática no responde a una buena práctica bancaria, sino que su reclamación debe hacerse teniendo en cuenta las circunstancias concretas de cada impagado y cliente (Memorias de Servicio de Reclamaciones del Banco de España de los años 2.006 y 2.007)”.

            Por lo tanto, desde nuestro despacho, desde nuestra firma, entendemos que el tema es claro. La entidad financiera NO puede percibir cantidad alguna en concepto de comisión de forma automática. Toda aquella comisión que el banco ha percibido, sin que se haya devengado ninguna actuación de la entidad financiera, es un cobro abusivo que puede ser reclamado, con éxito, por parte del cliente consumidor.

            Estos cobros, se convertían, para la entidad financiera, en la percepción de una cantidad automática sin prestar ningún servicio. Y es esta causa la que precisamente determina que sea abusiva.

 

            Ahora bien, si una entidad financiera, frente al impago de un recibo del préstamo personal, de la cuota hipotecaria, de la tarjeta de crédito, etc., realiza gestiones, toma en cuenta las circunstancias del cliente, entonces se puede percibir.